Menu

Cómo firmar la paz con el pasado

Para muchas personas los festejos son sinónimo de melancolía y nostalgia. Sugerencias para enfrentar los sentimientos de angustia y tristeza frecuentes a fin de año.

Muchas personas viven las Fiestas con alegría y excitación, disfrutan de compartir reuniones en familia o con amigos. Pero la realidad muestra que no para todos estos días representan un momento de paz y contento: algunos experimentan lo que se denomina el bajón festivo o la tristeza navideña, estados de ánimo relacionados con la melancolía, la angustia y -en ciertos casos- hasta la depresión.

Por lo general, las personas que atraviesan estos estados evocan la muerte de un ser querido o la ausencia de familiares que se encuentran lejos; sacan a la luz angustias por metas no conseguidas en lo profesional o por rupturas en lo amoroso; ponen en evidencia recuerdos de una infancia feliz frente a un presente poco alentador; o bien sienten la obligación de reunirse con familiares con quienes la relación es difícil.

Este estado de bajón puede ser normal e incluso pasajero, pero si usted tiende a experimentarlo lo mejor sería evitar que lo invada y lo lleve a aislarse. Para eso, encontrar un motor que lo impulse a sentirse pleno y motivado es el mejor regalo que puede hacerse a usted mismo.

Tips antibajón

* Atienda preferentemente a sus sentimientos y deje a un lado los deseos de los demás. Actúe en relación a lo que quiere, elija con quién festejar, sea con la familia o los amigos, y olvídese de lo que dicta la tradición o el “deber”. Piense primero en su bienestar interior.

* Reflexione sobre el tema previamente. Decida firmar la paz con el pasado que lo angustia y no lo deja disfrutar del tiempo presente.

* Escriba una carta, envíe un mail, realice ese llamado telefónico que tiene pendiente desde hace tiempo.

* Escriba aunque su texto no vaya a leerlo nadie más que usted. Al escribir tenemos que poner en orden nuestros pensamientos y emociones, y eso ayuda a clarificarse, entenderse y superar los momentos compulsivos.

* No se quede atado. Entierre, queme o tire a la basura esa carta o fotografía que le traen recuerdos tristes.

* Exprese sus emociones e incluso, si es necesario, llore para descargar esa nostalgia que lo invade. Así podrá seguir adelante con el aquí y el ahora.

Prof. Dr. Alberto Cormillot

Clínica Cormillot

Cuba 3684 (CABA)
Tel: 011 2033-1300

Suscríbete al Newsletter

Vivir Mejor