Menu

Cuide su peso: achique el tamaño de las porciones

En un mundo que sobrevalora la abundancia… no deje que el cocinero decida la cantidad de comida que lleva su plato.

Cuando salimos a comer afuera o llamamos al delivery es otra persona quien sirve la porción de comida que nosotros comeremos. ¿Nos parece mucha cantidad? ¿Poca? Generalmente no aplicamos nuestro criterio en ese momento y, en cambio, ingerimos todo lo que nos han servido…

Actualmente, los restaurantes y casas de comida tienden a presentar porciones abundantes, a veces suficientes para dos personas. Estas cantidades cada vez más grandes han modificado nuestro concepto de “porción normal”, lo cual también repercute en el volumen que servimos en casa.

En definitiva, podríamos quedar satisfechos y bien nutridos aun si comiéramos menos cantidad, pero no lo hacemos porque no lo notamos y nos hemos acostumbrado.

Conozca y controle la cantidad de alimento que incluye cada porción para manejar mejor su dieta.

El tamaño sí hace la diferencia

Reducir el tamaño de las porciones es una forma eficaz de ayudar a lograr un equilibrio entre la energía que entra y la que sale de nuestro cuerpo, y mantenernos así en un peso saludable. Aquí van algunas estrategias que podemos practicar para ir paulatinamente achicando el tamaño de nuestras porciones:

* Use platos chicos o de postre.
* Use vasos altos y delgados en lugar de vasos bajos y anchos: beberá menos gaseosa o vino.
* Elija las unidades más pequeñas de banana, papa, choclo y otras frutas y hortalizas. Si se da un gusto con un alfajor o medialuna, elija el de tamaño más chico en vez del grande; suele haber una gran diferencia de calorías y grasas.
* Pida pizza en una pizzería donde las hagan a la piedra o tengan tamaño mediano. Todos comerán el mismo número de porciones que antes, excepto serán más pequeñas o más finas.
* En un restaurante pida un plato de entrada en vez de un plato principal. Suelen ser más moderados en cantidad.
* No tenga vergüenza de pedir platos para compartir y una ensalada, que lo ayudará a controlar la porción.
* Si toma gaseosas, elija las versiones light. De todos modos, controle que sus hijos pequeños no se sirvan gaseosa a discreción: es un modo de “moldear” su hábito a una cantidad moderada.

Apele a su responsabilidad. Tenga presente que es usted -y no el cocinero, el mozo o el dueño del restaurante- quien debe decidir la cantidad que usted come.

Fuente: ¡Podemos! U.S. Department of Health and Human Services (DHHS).

Vivir Mejor

Suscríbete al Newsletter