Menu

Apio

Vegetal (Apium graveolens) originario del Mediterráneo, de la misma familia (Umbelíferas/Apiáceas) que el hinojo, la zanahoria y el perejil, entre alrededor de 250 géneros y más de 2.500 especies. La mayoría son plantas propias de las estaciones frías y se reconocen por su abundante contenido en sustancias aromáticas. Normalmente son las semillas las que contienen los aceites esenciales responsables de su sabor. El apio contiene compuestos llamados furanocumarinas que cumplen un rol importante en la defensa de las plantas ante los herbívoros y los hongos patógenos. Estos compuestos pueden causar dermatitis por contacto a las personas sensibles a éstos.

De tallo y hojas comestibles. Las hojas tienen un sabor muy intenso, acre, ligeramente amargo y agradable. El tallo es más suave y tiene cierto gusto anisado y una textura crujiente. El blanqueado, además de eliminar el color verde, también reduce notablemente el sabor amargo.

Aporta hidratos de carbono complejos, escasa cantidad de proteinas vegetales, fibra. Vitaminas: del complejo B en poca cantidad, Minerales: potasio. Fitoquímicos: betacarotenos, luteína, zeaxantina. Posee propiedades sedantes. En Europa se utilizan aceites esenciales extraídos de la semilla de apio que han mostrado un poderoso efecto calmante del sistema nervioso.

Una penca de apio aporta aproximadamente 8,5 calorías y 0 créditos el Sistema C. Cien gramos aportan 42 calorías y 0 créditos.

Contrariamente a la creencia popular, no tiene propiedades afrodisíacas. Se utiliza generalmente en ensaladas, sopas, pucheros.

Como precaución conviene evitar el consumo en diarrea aguda, malestar gastrointestinal por su contenido en fibra. Moderar el consumo en cálculos renales de oxalato y en pancreatitis crónica.

Fuentes:
• http://www.whfoods.org

• http://www.5aldia.org/

• http://verduras.consumer.es/documentos/hortalizas/apio/intro.php

• USDA

Entradas relacionadas

Clínica Cormillot

Cuba 3684 (CABA)
Tel: 011 2033-1300

Suscríbete al Newsletter

Vivir Mejor