Menu

Fósforo

Mineral que ayuda a generar energía en el organismo.

Cada célula del cuerpo necesita fósforo para funcionar normalmente. Este mineral regula el metabolismo en los órganos del cuerpo, es uno de los principales componentes de los huesos y dientes, y ayuda al crecimiento y reparación de las células.

El fósforo se halla especialmente en los alimentos ricos en proteínas animales (leche, carne roja, vísceras, pescado, carne de ave, yema de huevo) y vegetales (legumbres, cereales integrales, frutas secas, levadura de cerveza, germen de trigo).

Recomendaciones diarias 

Entre los 9 y los 18 años se recomienda consumir 1500 mg diarios, en tanto que para los adultos la cantidad disminuye a 700 mg.

 

1500 mg se cubren con

* 1 vaso de yogur + 1 poción mediana de pollo + 1 vaso de leche + 1 porción tamaño cassette de queso + 1 bife mediano
ó
* 4 rebanadas de pan lactal + 1 vaso de leche + 2 vasos de yogur + 2 porciones tamaño cassette de queso
700 mg se cubren con * 1 porción mediana de pescado + 1 vaso de yogur
ó
* 1 plato de lentejas + 2 rebanadas de pan integral + 1 vaso de leche

El cuerpo absorbe fósforo con eficiencia. De todos modos, la absorción de fósforo y calcio se mejora con la presencia de vitamina D. Asimismo, la falta o el exceso de fósforo o calcio puede afectar la absorción del otro.

Si no se consume lo suficiente

Es difícil que el organismo sufra deficiencia de fósforo, excepto en el caso de bebés muy pequeños y prematuros que consuman sólo leche materna, o personas que tomen durante un largo periodo antiácidos con hidróxido de aluminio en su composición. En esos casos poco frecuentes, los síntomas incluyen pérdida de masa ósea, debilidad, pérdida de apetito y dolor.

Las personas que han perdido peso y han tenido un consumo deficiente de nutrientes durante largo tiempo corren el riesgo de tener baja concentración de fósforo en sangre y un padecimiento relacionado llamado síndrome de realimentación. Si estas personas aumentan su aporte calórico bruscamente, gran parte de la pequeña cantidad de fósforo circulante en su torrente sanguíneo pasa al interior de las células a fin de participar en las vías metabólicas esenciales. Ello reduce más el fósforo en sangre y puede dar lugar a que aparezca insuficiencia respiratoria y otros estados críticos para la salud. A fin de evitar este problema, los médicos chequean el fósforo sanguíneo antes de alimentar a estas personas con el propósito de corregir una posible deficiencia e indican un aumento gradual de la alimentación.

Consumo excesivo

Una cantidad excesiva de fósforo puede ocasionar la disminución de la concentración sanguínea de calcio, con la consecuente pérdida de masa ósea. Sin embargo, no es probable que suceda ya que la ingesta máxima de fósforo (4000 mg por día) es difícil de superar.

Entradas relacionadas

Clínica Cormillot

Cuba 3684 (CABA)
Tel: 011 2033-1300

Suscríbete al Newsletter

Vivir Mejor