Menu

Sopa

Peparación líquida que puede contener hortalizas, distintos tipos de carne, legumbres, fideos, arroz, etc. Las sopas toman su nombre de los ingredientes empleados: sopa de pescado, sopa juliana, sopa de espárragos. Los condimentos empleados con frecuencia son la sal, la pimienta, el pimentón o paprika, el perejil y toda clase de especias.

Las sopas se suelen clasificar, según su densidad en:
• sopas a base de caldo, son de baja densidad calórica.
• sopa crema, son de alta densidad calórica.

Se pueden también clasificar las sopas por la temperatura a la que se sirven: sopas frías y calientes.

Sopas livianas y nutritivas

Las sopas de alto contenido en agua, al no tener grasas son de baja densidad calórica, una opción para incorporar a un plan alimentario que permite bajar de peso.

Además la sopa puede llevar ingredientes nutritivos, ricos en vitaminas, minerales, proteínas y fibra como legumbres, cereales integrales (salvado de avena, arroz integral, salvado de trigo) y variedad de hortalizas. Las hortalizas agregan distintos fitoquímicos, sustancias con poder antioxidante. Por ejemplo, la sopa de tomate es rica en licopeno (es bueno para el corazón y para prevenir el cáncer de próstata), la sopa de zapallo es rica en betacarotenos (son buenos para prevenir enfermedades cardiovasculares), y la sopa de cebolla es rica en compuestos azufrados (ayudan a mantener la salud del corazón y nuestro sistema de defensas).

Algunas sopas pueden tener muchas calorías, sobre todo las sopas a base de crema.

Se ha demostrado en varios estudios que la ingesta de sopa a base de caldo antes de una comida puede dar saciedad y así inducir comer menos en el resto de la comida.

Tips saludables

• Empezá tu almuerzo o cena con una sopa de baja densidad calórica (con mucho caldo y/u hortalizas).
• Tu comida puede ser una sopa. Para asegurarte que consumís suficiente cantidad de nutrientes y que te sacie, preparala con carne magra, cereales integrales o legumbres, además de una gran variedad de hortalizas.
• También podés tomar sopa en alguna colación.
• Podés preparar sopa extra para congelar y así la tenés lista para otras comidas.
• Existen sopas instantáneas light, reducidas en grasas y calorías, útiles para consumirlas como colación o parte de una comida. Pero hay que tener en cuenta que son ricas en sodio.
• Agregá siempre hortalizas extra a tu sopa para bajar las calorías y dar textura, fibra, vitaminas, minerales y fitoquímicos.
• Cuando vas a comer afuera, pregunta cómo preparan la sopa. Si es a base de crema o tiene gran cantidad de manteca o aceite, ya sabés que tiene un alto aporte calórico.

Entradas relacionadas

Clínica Cormillot

Cuba 3684 (CABA)
Tel: 011 2033-1300

Suscríbete al Newsletter

Vivir Mejor