Novedades

Vea a sus amigos este fin de semana

Las relaciones sociales son uno de los factores de longevidad más determinantes.

Vea a sus amigos este fin de semana

Diversas investigaciones han demostrado la mejoría en la salud de quienes se sienten enamorados o experimentan otras emociones positivas como la amistad, la compasión o la gratitud.

La cuestión tiene sustento biológico: cuando experimentamos emociones positivas el corazón se hace más rítmico y libera sustancias de la corteza cerebral que aumentan la sensación de bienestar; el sistema inmune trabaja mejor y nuestro cuerpo tiene mayor capacidad para regenerar los 300 billones de células que cambiamos cada 24 horas.

Si, en cambio, experimentamos resentimiento, odio o enojo, las hormonas del estrés -como el cortisol-, son liberadas a la sangre reduciendo la eficacia del sistema inmune y aumentando la probabilidad de enfermar.

Los adultos mayores con vidas socialmente activas tienen menos riesgo de sufrir enfermedades graves como un accidente cardiovascular, Alzheimer o infarto cardíaco, mientras que estas posibilidades se duplican en quienes están asilados o aislados.

 

o Registrate






Recuperar Contraseña