Menu

Organizarse: la regla antiestrés número 1

La planificación puede ser su aliada: ¡póngala de su lado! Practique sencillas normas para manejar mejor su tiempo y disfrutar de la vida.

1) Planifique su día.

Anote sus actividades, escriba todo. Puede ser útil dividir su día en tres partes:

A) Desde que se levanta hasta el almuerzo.

B) Desde el fin del almuerzo hasta la tarde.

C) Desde la tarde hasta que se va a acostar.

Al hacerlo, decida qué es urgente (debe ser hecho en forma prioritaria) y qué es importante pero puede esperar. Asígnele un puntaje a sus tareas y una vez que haya decidido qué es urgente… hágalo. “No deje para mañana lo que pueda hacer hoy” es un lema útil para quienes suelen quejarse de que 24 horas no son suficientes. Si acumula tareas de varios días y pretende terminarlas en una tarde… no se queje.

2) Haga una cosa a la vez.

El apuro puede ser mal consejero. Hacer muchas cosas en simultáneo aumenta el riesgo de errores. Lo mejor es concentrarse en lo que está haciendo para terminarlo bien y seguir con el resto.

3) Anticípese a los imprevistos.

Es muy posible que se presenten a pesar de sus buenas intenciones de organización. No desespere. Prepárese contando siempre con unos minutos extra. Por ejemplo, si calcula que llegará en 20 minutos a destino, súmele 10 y salga con 30 de anticipación. Perder un transporte o circular con tránsito pesado son cosas que pueden sucederle a cualquiera. Intente mantener la calma.

4) Tire lo que no sirve.

Si es de los que guardan cosas “por las dudas”, empiece por revisar cajones y estantes minuciosamente. Detecte objetos y papeles que le quitan tiempo y aumentan el desorden. Deshágase de lo que no usa y clasifique lo que es útil. Para esto son prácticas las carpetas con folios, las carpetas de archivos y las cajas con etiquetas.

5) Esté atento.

Darse cuenta a la mañana que se quedó sin leche o café para el desayuno puede ser tan tensionante como entrar a la ducha y advertir que no hay champú o jabón de tocador. Conéctese con su rutina. Las cosas que se terminan o se gastan no se regeneran espontáneamente. Haga listas, chequee a diario, organice sus compras y ocúpese.

6) Use alarmas.

¿Le cortaron el celular por falta de pago? Aproveche los dispositivos de telefonía y la computadora para cargar las fechas de vencimiento y los eventos importantes (cumpleaños y turnos médicos) para que le suene una alarma y evitar olvidos.

7) Escriba en la agenda.

Muchas personas no usan este recurso aunque es ideal porque no se queda sin batería ni depende de encender ningún aparato. Anote todo. Horarios, compromisos, teléfonos, nombres, direcciones… Deje de sobrecargar la cabeza.

8) Sea realista.

Como en cualquier otro ámbito de la vida, la perfección es una utopía. Sin embargo, invertir tiempo en organizar su día le permitirá estar más tranquilo y le ahorrará más de un dolor de cabeza.

Test: ¿Cómo se organiza usted?

¿Prefiere postergar lo difícil? ¿Espera que las cosas se solucionen solas? ¿Aprovecha su tiempo lo mejor posible? ¿Saca ventaja sabiendo cómo organizar sus tareas? Conteste SI o NO según corresponda en las siguientes preguntas y descúbralo.

1) ¿Planifica sus días decidiendo qué es lo que tratará de hacer y en qué orden?

2) ¿Asume un trabajo por vez?

3) ¿Se las arregla para enfrentar a un visitante inesperado sin parecer molesto o confuso?

4) ¿Hace limpiezas regulares en las que elimina cosas que ya no necesita?

5) Si un trabajo debe ser hecho con urgencia, ¿se queda en casa a hacerlo o prefiere salir con amigos?

6) ¿Cree que una costura a tiempo evita otras nueve? ¿Aplica esa máxima a todo aspecto en su vida?

7) ¿Reemplaza las cosas cuando se terminan o se gastan?

8) ¿Se las arregla para cumplir con su trabajo y distraerse?

9) ¿Sabe la fecha en que debe pagar sus compromisos financieros y planifica sus gastos para poder atenderlos?

10) ¿Tiene a mano los documentos necesarios para manejar sus asuntos comerciales o personales?

11) ¿Tiene una agenda de eventos y compromisos?

12) ¿Se cuida de no prometer aquello que no podrá cumplir?

13) ¿Toma nota de nombres, direcciones, teléfonos y fechas importantes?

Sume 5 puntos por cada respuesta afirmativa.

50 ó más puntos: Es buen organizador de sus tareas.

Entre 30 y 49 puntos: Su organización cotidiana es admisible.

Menos de 30 puntos: Su organización es pobre.

Cuando se organizan las tareas con eficacia, la vida es más cómoda para uno mismo y para los demás.

Clínica Cormillot

Cuba 3684 (CABA)
Tel: 011 2033-1300

Suscríbete al Newsletter

Vivir Mejor