Menu

Verano: diga no a ciertos mandatos de la moda

Incorpore con racionalidad las tendencias en ropa, zapatos y accesorios. No pierda su propia esencia; haga la elección correcta y siéntase a gusto.

En verano, disfrutar del tiempo libre también es pasarla bien luciendo atuendos y accesorios diferentes, usar algunas prendas más informales y sentirse más libre. Si busca verse radiante tenga en cuenta que algunos detalles erróneos pueden actuar en detrimento de su imagen. ¿Cuáles? Vea:

* Make up sobrecargado.

Para el día, la comodidad y la practicidad deben ser el principal objetivo, sumado a que no es tendencia un make up recargado. Lo mejor es un maquillaje tenue y natural, que no se vea excesivo ni artificial.

* Exceso de accesorios.

Si bien ocupan poco espacio en el bolso y los usamos para dar versatilidad a las prendas, tenga cuidado con la cantidad que usa para no dar un aspecto recargado. En especial cuide no colocarlos en las zonas que no desea destacar: si quiere disimular el abdomen no lleve una faja fistosa en la cintura.

* Tacos y plataformas (en la arena).

Las tendencias dicen presente en todo tipo de calzado; queda en nosotras pensar no sólo en cómo nos quedan sino en los lugares en que estaremos, las actividades que haremos y con quiénes. Evite caídas, situaciones incómodas y quedarse fuera de un programa por no tener el calzado apropiado. Elija un calzado que le guste pero que no le genere preocupación de trastabillar, que no tenga riesgo al humedecerse, que le permita alzar a los niños con facilidad, jugar al voley, caminar en la arena o en terreno desparejo…

* Prendas aptas para la ocasión.

De nada sirve estar en la playa sufriendo porque podemos estropear una prenda que no es la ideal para ese ámbito. Puede verse arreglada y actual con géneros y modelos que le permitan disfrutar del día y del aire libre, y dejar lo más sofisticado para una salida nocturna.

* Sombreros que restan.

Los sombreros nos protegen del sol y de las altas temperaturas pero debemos elegirlos según nuestras características para que respeten nuestro estilo y acompañen a las prendas. Por ejemplo, un sombrero romántico no quedará armónico con prendas de estilo llamativo. Siempre tenga en cuenta que si se siente incómoda con lo que lleva eso saltará a la vista en el lenguaje corporal y no sumará puntos para una imagen positiva.

* Lentes de sol con modelos poco sentadores.

Si se deja guiar por las tendencias sin considerar su tipo de rostro puede llegar a a elegir lentes demasiado pequeños o grandes, así como diseños que, lejos de optimizar su imagen, destaquen aspectos que le gustaría disimular. Por ejemplo, anteojos del estilo aviador no serán la mejor opción si tiene la frente ancha ya que reproducen en el diseño la forma del rostro y remarcan esta característica, en vez de hacer que pase desapercibida.

* Perder la esencia.

El error más grande consiste en incorporar las tendencias solamente porque están de moda, sin pensar en nuestro estilo, en las prendas y accesorios que realmente nos agradan. No es lo mejor asemejarnos al maniquí de una vidriera o ser la copia fiel de una publicidad.

Lo mejor es observar e incorporar las tendencias en forma racional, sin perder de vista quiénes somos: nuestra imagen habla de nuestra identidad y de nuestros gustos. Téngalo en cuenta para no caer en lo uniforme mantener su personalidad.

Asesoró: Laura Malpeli de Jordaan

Clínica Cormillot

Cuba 3684 (CABA)
Tel: 011 2033-1300

Suscríbete al Newsletter

Vivir Mejor